martes, 21 de noviembre de 2017

Libros para niños: "El punto"

Los niños tienen un gran potencial y a veces solo es necesario un gesto motivador para animarles a esforzarse y superar sus inseguridades. Esta es la historia que cuenta El punto, de Peter H. Reynolds, en el que nos da una lección de pedagogía, al tiempo que anima a los niños a desarrollar su creatividad.

 
 

 
Autor: Peter H. Reynolds
Editorial: RBA
Edad recomendada: A partir de 5 años
 
"Haz sólo una marca y mira adónde te lleva"
 
Este verano descubrimos un breve pero maravilloso cuento: El punto, de Peter H. Reynolds, que no sé si decir si es un cuento dirigido a los niños o a los educadores. El libro relata la historia de Vashti que cree que no sabe dibujar y por eso ha dejado su hoja en blanco. Pero la profesora de arte tiene justo la frase que necesita escuchar la niña: "Haz sólo una marca y mira adónde te lleva". Ese es el inicio de la emocionante carrera artística de Vashti. Comienza pintando un diminuto punto con su lápiz, pero esa estupenda profesora que le ha tocado en suerte enmarca su dibujo y lo cuelga en el aula. Espoleada por el gesto de su maestra, Vashti decide que puede hacer puntos mejores y empieza a pintarlos de todos los tamaños y colores, adentrándose en un nuevo camino que le lleva a explorar su creatividad. Experimenta con los colores y las técnicas y en la exposición escolar, sus puntos tienen un gran éxito. Tanto que un niño más pequeño se acerca a Vashti para expresarle su admiración, al tiempo que le confiesa ser incapaz de dibujar. Vashti retoma las enseñanzas de su profesora y le anima a dejar su marca en el papel.
 
Me entusiasma este cuento que habla sobre inseguridades y la superación de las mismas, de la relación maestro-alumno y de esos increíbles profesores (¿no hemos tenido todos al menos un profesor así?) capaces de motivar al alumno más reticente. A medida que pinta sus puntos, Vashti va liberándose de sus inseguridades y despertando su espíritu creativo. Toda una lección de pedagogía la de esa maestra con recursos suficientes para animar a su alumna a esforzarse y a superarse sin necesidad de largos discursos ni frases negativas.
 
Este cuento habla también sobre la creatividad y sobre el uso del arte como una eficaz herramienta para expresar emociones. De hecho, el autor ha explicado en alguna ocasión que ese fue el punto de partida de este relato. Había observado en los colegios que el gusto por dibujar iba desapareciendo a medida que los niños crecían, quedando en los últimos cursos relegado a aquellos pocos alumnos con cualidades excepcionales para el arte. ¿Por qué los niños dejaban de disfrutar con el dibujo? Según la experiencia de Reynolds, son las "reglas artísticas" que poco a poco les van imponiendo en las aulas las que enfrían el entusiasmo creativo de los alumnos, por lo que aboga por recuperar el arte como una forma de expresión personal, liberándola de normas.
 
A mis hijos les gusta muchísimo el cuento de El punto. Lo hemos leído tantas veces que ya he perdido la cuenta. Y no me extraña, porque a menudo los mejores libros son de este estilo: cuentos aparentemente sencillos, que ni siquiera tienen textos largos ni ilustraciones llenas de detalle, pero cuyo mensaje es tan hondo y tiene tantos significados, que toca la tecla exacta dentro de nosotros.
 
Aquí tenéis un vídeo sobre este precioso cuento:
 
 
 
Y, como siempre, os dejo el enlace de compra de Amazon, por si os interesa.
 
 

 
 
 
Me encanta la dedicatoria final del libro, en la que el autor reconoce la labor de aquel profesor que le animó a poner su marca. En su caso, fue el profesor de Matemáticas de séptimo grado, lo que me ha hecho recordar a mi profesora de Literatura de BUP (qué lejos quedan los tiempos del BUP y el COU). ¿Tuvisteis algún profesor así durante vuestra época de estudiantes?
 
¡Hasta el próximo post!
 
 
 

2 comentarios: