martes, 10 de octubre de 2017

Los 10 mejores libros para niños de 2 años

¿No sabes qué libro leer con tu hijo de 2 años? Fíate de tu instinto; tú conoces a tu hijo mejor que nadie: sus gustos, su nivel  de desarrollo, qué capta su atención... Pero, bueno, como nunca viene mal un poco de ayuda, aquí tienes unas recomendaciones de libros para niños de 2 años que nunca fallan, apuestas seguras que, salvo excepciones (no me quiero pillar los dedos), siempre triunfan con niños de esta edad.

 
Una lectora del blog me ha pedido una selección de cuentos para niños de 2 años, del estilo de otras que ya he publicado para distintas edades. Según mi experiencia, es ahora cuando empiezan a disfrutar de verdad con la lectura de cuentos. Creo que es muy importante, si queremos sentar las bases de futuros amantes de la lectura, empezar a leer (o a contar) cuentos desde una edad muy temprana. Los más chiquitines se divierten manipulando libros, mirando imágenes de vivos colores, escuchándonos leer rimas breves y textos muy sencillos... Por supuesto, cada niño es un mundo, pero, según he comprobado con mis hijos y otros niños, es más o menos en torno a los 2 años cuando los niños empiezan a prestar atención de verdad a lo que les estamos contando, a seguir una historia... Siguen teniendo gran importancia los libros manipulativos con pestañas, texturas, pop-ups, etc., pero cada vez va despertando mayor interés el relato y son capaces de ir sacando más conclusiones y aprendizajes.
 
Aquí os dejo mi selección de los mejores libros para niños de 2 años, por si necesitáis inspiración para regalar un cuento a niños de esta edad. Ya hemos hablado de algunos de estos cuentos en el blog, así que os dejo los enlaces a las reseñas por si queréis completar información (tan sólo tenéis que hacer click en el título). Además, como siempre, os dejo los enlaces a Amazon por si os interesa alguno de los libros.   
 
 
La pequeña oruga glotona
Autor: Eric Carle
Editorial: Kókinos
 
Este maravilloso álbum ilustrado está en todos los top ten de libros infantiles, así que no puede faltar en la biblioteca de tu hijo. No conozco niño al que no le guste seguir las andanzas de esta glotona oruga que devora todo lo que encuentra a su paso hasta que, una vez satisfecha, se encierra en su crisálida para resurgir convertida en una bellísima mariposa. Con unas impresionantes ilustraciones, reúne tantos aprendizajes que no sé por dónde empezar a enumerarlos: diferenciar el día y la noche, los días de la semana, los números del 1 al 5, los nombres de alimentos, buenos hábitos nutricionales, los conceptos de grande y pequeño y, por supuesto, la trayectoria vital de una oruga. Dirigido a un lector activo, que puede manipular, leer, escuchar, contar...
 
 
Madrechillona
Autora: Jutta Bauer
Editorial: Lóguez
 
Tengo un especial cariño a este cuento, porque fue el primero que reseñé para el blog. Aparte, siempre ha gustado mucho a mis hijos y creo que es un libro también recomendado para los padres, especialmente para aquellos que perdemos la paciencia y resolvemos la discusión con un grito. Y es que la historia del pequeño pingüino que, literalmente, se rompe con los gritos de su madre y cuyas las partes del cuerpo se esparcen por distintos puntos del mundo conecta emocionalmente muy bien con los peques, pero también enseña a los padres una valiosa lección: que, con nuestros gritos, nuestros hijos se rompen por dentro y necesitan después todo nuestro cariño para recomponerse. Una historia llena de metáforas que se adentra en las complejas emociones de los niños y en la delicada relación paterno-filial.
 
Las diez gallinas
Autora: Sylvia Dupuis
Editorial: Edelvives

 
Poesía y números van de la mano en muchos libros para prelectores. Es el caso de estas Diez gallinas, que, con estructura repetitiva y texto rimado, nos cuenta los increíbles lugares en los que estas alocadas gallinas ponen huevos. Se abre y se cierra con una cuarteta explicativa y el resto de las páginas contienen pareados que siguen las andanzas de estas diez gallinas. El único número que se menciona es el 10 (al principio y al final del texto), pero cada página va añadiendo una gallina a la historia. A mis hijos les encanta contarlas. Además, también sirve para trabajar los colores y, por supuesto, para divertir a los niños con estas gallinas que son capaces de poner huevos... ¡hasta en la luna!
 
 
 
 
Texto: Nick Denchfield
Ilustración: Ant Parker
Editorial: SM
 
Seguimos con otro must de la literatura infantil, de esos que no fallan nunca con los más pequeños. Un cuento corto con pop-ups, en el que bastan un puñado de frases para contarnos lo tragón que es el pollo Pepe y desplegarse en un divertido final, que arranca por igual asombro y risas a los más pequeños. ¿Lo mejor? Que, después de la primera lectura, uno pensaría que los niños ya no encontrarían sorprendente el final, pero, lejos de eso, repiten la lectura una y otra vez y se muestran encantados siempre que llegan al humorístico final. ¿Por qué sucede esto? Soy incapaz de dar una respuesta y creo que ahí reside la genialidad de este sencillo cuento.


Luna
Texto: Antonio Rubio
Ilustración: Óscar Villán
Editorial: Kalandraka

Hace un par de semanas hablábamos de los libros de la editorial Kalandraka, una de nuestras editoriales infantiles favoritas, y mencionaba la colección De la cuna a la luna, formado por pequeños volúmenes con pictopoemas, que encantan a los niños de estas edades. Todos los cuentos de la colección son estupendos, aunque quizás Luna es uno de los que más nos llamó la atención de mis hijos en su momento. Es muy sencillo, pero a los peques les encanta, especialmente si al leerlo, optamos por una versión cantada, que podéis ver en este vídeo:



 
 
Autor: Nicola Grossi
Editorial: Thule
 
Este fue el cuento favorito de mi hijo pequeño cuando tenía 2 años (es decir, antesdeayer). He perdido la cuenta las innumerables veces que lo hemos leído y aún ahora, cuando otros títulos se han alzado con el puesto de preferido (una bruja de escoba molona ha estado a punto de barrer a todos los demás cuentos del mapa), todavía lo leemos de vez en cuando. A primera vista es una historia muy vista: un oso no encuentra su madriguera y le ayudan varios animales en su búsqueda. Pero resulta que los protagonistas no están dibujados de forma convencional, sino que son sólo formas y colores de distintos tamaños. Círculos y líneas de intensos colores dan vida a los personajes y a los escenarios de esta historia, alentando la imaginación de los niños y proponiendo una lectura activa por parte de los pequeños, que pueden seguir los caminos, caer en las madrigueras, descubrir qué animal se encuentra tras cada forma... Además, el texto, lleno de onomatopeyas, da pie a que el adulto realice una lectura en voz alta muy divertida para los peques.

Comer un lobo
Texto: Cedric Ramadier
Ilustración: Vincent Bourgeau
Editorial: Lóguez

Darle la vuelta a los estereotipos y jugar con los cuentos clásicos es siempre una propuesta divertida y los niños a estas edades empiezan a tener cierto bagaje lector (debería decir bagaje oyente, para ser exactos) como para entender el juego que propone este simpático libro, en el que el cerdito trata de dar la vuelta al cuento tradicional, siendo él quien se coma al lobo. Para guisarlo, prepara paso a paso una deliciosa receta hasta que cae en la cuenta de que... ¡necesita un lobo! ¿Tendrá alguno en la despensa junto a las conservas de tomate y el frasco de miel?
 
 
 
Monstruo triste, monstruo feliz
Autores: Ed Emberly y Anne Miranda
Editorial: Océano

La educacional emocional puede (y debe) empezar desde que nuestros hijos son pequeños, ya que la correcta gestión de sus emociones va a incidir positivamente en su vida y en sus relaciones con los demás. Sin embargo, para llegar a eso es necesario un importante proceso formativo previo. El primer paso para gestionar las emociones es reconocerlas y a ayudarles en esa tarea está dirigido este libro, que de forma divertida ayuda a los niños a reconocer y nombrar las emociones de la mano de unos monstruos muy expresivos.

 
¡Buenas noches, monstruos!
Autora: Lucía Serrano
Editorial: Anaya Infantil

Los cuentos de Lucía Serrano para la colección Mi Primera Sopa de Libros, de la editorial Amaya, siempre han gustado a mis hijos. Son cuentos breves, de ilustraciones sencillas y coloridas, textos breves y sorprendentes finales que arrancan carcajadas a los pequeños. De todos los títulos de la autora, este es el que más hemos leído en casa, tal vez porque es una estupenda forma de acercarse a los miedos nocturnos infantiles. En este cuento Joaquín se va a dormir, pero una vez que apaga la luz, empiezan a salir monstruos de todas partes: del armario, del cesto de los juguetes, el de las cortinas... Todos los monstruos del cuarto de Joaquín tienen miedo a la oscuridad, así que buscan refugio en la cama del niño, hasta que éste, incómodo con tanto monstruo miedoso metido en su cama, decide tomar cartas en el asunto.
 
Texto: Margaret Wise Brown
Ilustración: Clement Hurd
Editorial: Harper Collins
 
Un clásico de los cuentos para dormir que lleva desde 1940 acompañando a los niños a la cama y no ha perdido un ápice de frescura. Uno de esos clásicos imprescindibles de la literatura infantil (está en las listas de los 100 libros más vendidos del mundo). Tiene una rima relajante, como una canción de cuna, y resulta muy apropiada para leer antes de dormir. Nosotros leemos la versión en inglés (sí, seguimos leyéndola a menudo), que tiene un vocabulario sencillo y, para mi gusto, mantiene mejor la esencia de la rima y de la musicalidad del texto, pero si preferís la versión en castellano, las últimas traducciones están muy logradas. A mi hijo pequeño lo que más le divierte es buscar al inquieto ratoncito, que cada vez aparece en un lugar distinto del cuarto.
 
 
 
Espero que os haya gustado esta selección de libros para niños de 2 años. Si queréis echar un vistazo a otras recomendaciones similares, podéis echar un vistazo a estos post;
 
 
¡Hasta el próximo post!

4 comentarios:

  1. Conozco mucho pero no los hemos leido en casa ups! Jejejeje. Luego los han ido leyendo en el cole ;). Cuando eran más pequeños usábamos mucho los libros de Hervé Tullet casi más que con textos y las historias que les contaba eran cuentos clásicos... Luego ya empecé a descubrir toooodo este mundo jajajaja. Genial selección ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los de Hervé Tullet nos encantan. No los he puesto porque ya los incluí en la selección de 3 años y no quería repetirme. Son perfectamente válidos para niños de 2 años, aunque reconozco que mis hijos han apreciado realmente los juegos que propone a partir de los 3.
      Y, sí, la verdad es que yo también he descubierto todo un mundo en la literatura infantil a través de mis hijos, lo que agradezco infinitamente.

      Eliminar
  2. A nosotros nos gusta mucho «No hace falta la voz» de editorial Oqo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no conozco ese libro, pero le echaré un vistazo. Gracias por la recomendación!

      Eliminar