jueves, 21 de septiembre de 2017

Actividades con niños: Un paseo por el Campo del Moro en Madrid

¿Vives en Madrid o estás planeando una visita a la ciudad? Un buen plan para estos días es darse un paseo por el Campo del Moro, los jardines del Palacio Real. Nosotros estuvimos este fin de semana y los niños se divirtieron adentrándose en los caminos, descubriendo rincones sorprendentes, siguiendo a los pavos reales que se pasean a sus anchas por el recinto y viendo nadar a los patos del estanque. Fue como dar un salto al pasado y adentrarse en un jardín inglés del siglo XIX.

 

 
 
Mi hijo mayor miraba todo el rato a su alrededor, esperando a encontrarse en algún momento al rey o la reina paseando por el jardín. Por supuesto, no a los verdaderos monarcas, sino a esos reyes que sólo están en la imaginación de los niños. "A lo mejor viene en carruaje", aseguró muy contento y nos miró como si estuviéramos locos cuando le dijimos que los reyes del siglo XXI viajan en coche. No nos creyó, claro, pero se fue tan contento a ver a los pavos reales y se olvidó de todo lo demás.
 
 


El Campo del Moro es una de las tres zonas ajardinadas que rodean el Palacio Real. Las otras dos son los Jardines de Sabatini y la Plaza de Oriente. Sin embargo, al Campo del Moro no se accede por el Palacio Real, sino por la puerta que se encuentra en el Paseo Virgen del Puerto, junto a la ribera del Manzanares, cerca de la estación de Príncipe Pío. Es decir, su acceso está bastante alejado, así que si planeas visitar el Palacio Real y los jardines a la vez, tendrás que desplazarte en transporte público (en metro resulta muy cómodo el ramal Ópera-Príncipe Pío, que conecta ambas zonas sin paradas intermedias) o prepararte para un buen paseo si prefieres ir andando (si tienes niños, no aconsejo esta opción: llegarán cansados y no disfrutarán de los jardines). De todas formas, recomiendo que estas visitas sean hechas de forma independiente para poderlas apreciar mejor.
 
Nada más entrar en el recinto nos encontramos con una impresionante vista. Y es que el Palacio Real queda a bastante altura del Paseo Virgen del Puerto (antiguamente era un barranco y su diseño trajo de cabeza a los arquitectos durante varios siglos), así que el desnivel quedó salvado con una amplia avenida entre ambos puntos, ofreciendo una increíble panorámica de la fachada occidental del palacio. Esa avenida subraya su importancia con dos fuentes monumentales (la de las Conchas y la de los Tritones).
 

El Campo del Moro: un jardín tranquilo de aire romántico

 

El diseño del jardín se inspira en los jardines ingleses de aire romántico, tan de moda en el siglo XIX, aunque, debido a las sucesivas fases de creación de los jardines y a las diversas reformas, no presenta un estilo homogéneo y es posible encontrar otras corrientes paisajísticas en su trazado. El resultado es un jardín precioso, con amplios paseos, caminos escondidos, arboledas, fuentes y rincones llenos de encanto. Son cerca de 20 hectáreas de terreno y no suele haber mucha gente, por lo que se respira una quietud inconcebible para encontrarse en el centro de la ciudad. Familias con niños, personas mayores y algún turista recorren los amplios jardines. El paseo de acceso y el estanque de los patos congregan a la mayoría de la gente, pero en el resto del jardín es posible pasear prácticamente en soledad, cruzándose con algún visitante sólo de vez en cuando.
 
A los niños les encantó. Los bosquecillos adquirían para ellos tintes mágicos, observaron asombrados a los pavos reales que pasaban por nuestro lado sin inmutarse, no había quien les despegara del estanque de los patos y observamos algunos de los impresionantes árboles centenarios y otras especies vegetales curiosas que crecen en el jardín y que varios carteles informativos nos permitieron conocerlos un poco mejor.
 
 
 
 
 
Los jardines incluyen varias construcciones, como el Chalecito de la Reina (de estilo tirolés) o el Museo de Carruajes, cerrado al público desde mediados de los noventa (yo recuerdo haberlo visitado de niña y dicen que está previsto que la colección vuelva a exponerse).
 
En definitiva, un bonito y agradable paseo para toda la familia, especialmente ahora que empieza el otoño y el jardín estará espectacular con los colores propios de la estación, y un buen plan para salir de casa los fines de semana. ¿Os he dicho que el acceso es gratuito?
 

Datos de interés del Campo del Moro

 
Campo del Moro
Paseo Virgen del Puerto s/n
 
Cómo llegar
Metro: Príncipe Pío (L6, L10, Ramal Ópera-Príncipe Pío)
Cercanías: Príncipe Pío
Autobuses: 25, 33, 39, 41, 46, 62, 75, 138, C1, C2
 
Horarios
Octubre-Marzo: L-D de 10:00 a 18:00 h.
Abril-Septiembre: L-D de 10:00 a 20:00 h.
 
Tarifas
Gratuito
 
 
 
 

3 comentarios:

  1. ¿Te puedes creer que no hemos ido nunca? Millones de gracias :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues animaos a dar una vuelta por allí. Seguro que os encantan y a vuestros peques también.

      Eliminar
  2. Qué bonito! Y qué shock descubrir que los reyes de hoy en día no van en carruaje sino en coche ¿no?, jajaja. Un besito guapa.

    ResponderEliminar