jueves, 6 de julio de 2017

¿Es adecuado ver el telediario con niños pequeños?


Este fin de semana estábamos comiendo y pusimos el telediario. Al cabo de un rato lo apagamos. Las palabras violación, secuestro, abusos y robo se sucedían acompañadas de imágenes violentas y bastante sórdidas. Mi hijo mayor no despegaba los ojos de la tele y decidimos que no resultaba un contenido adecuado para un niño de 5 años.

El caso es que las noticias eran el acompañamiento habitual de las comidas en mi casa cuando era niña. Mi padre jamás dejó de ver un telediario estuviera quien estuviera. Mis hermanos y yo crecimos viendo las noticias y he preguntado a gente de mi entorno y me han confirmado que, cuando eran pequeños, en su casa los adultos no dejaban de ver el telediario porque hubiera un niño delante.
Como periodista, siempre me ha interesado estar informada: leer el periódico (en su versión física y online), ver las noticias o escuchar la radio ha formado parte de mi vida cotidiana desde siempre. Reconozco que con el tiempo (y la maternidad) internet se ha convertido en mi fuente de información más asidua y el telediario de la noche lo vemos el día que podemos, que suelen ser pocos, porque coincide con la hora de acostar a los niños y, entre lavarse los dientes, leer un cuento y llevar los quinientos vasos de agua que piden nada más apagarse la luz, cuando por fin nos sentamos están ya con los deportes. Bendito canal de 24 horas, es todo lo que puedo decir.
El caso es que por una cosa u otra, no solemos ver las noticias con los niños, hasta el otro día, que comimos más tarde de lo habitual y, como estábamos por completo desinformados de lo que había pasado en el mundo en los últimos dos días, pusimos el telediario. Al pequeño le dio igual, concentrado en su comida, pero el mayor no quitaba ojo de la pantalla. Verano y fin de semana, lo que quiere decir que la política nos da un cierto descanso y los telediarios se rellenan aún más con sucesos y otro tipo de informaciones. En el caso del telediario que estábamos viendo, sus responsables decidieron recurrir a los sucesos y empezaron a sucederse noticias e imágenes cada vez más escabrosas. Ante la perspectiva de que aquellas imágenes afectaran al curioso de mi hijo de cinco años, decidimos apagar la tele.
 
 
Así que ahí ando, dándole vueltas a si ando sobreprotegiendo a mis hijos o tratando de preservar un poco más su inocencia. No creo que aún estén preparados para entender la maldad del mundo y buena parte de ella aparece en los telediarios. Por supuesto, también incluyen muchas noticias inocuas, que les dejarán indiferentes o les harán ampliar sus conocimientos sobre el mundo, pero, mezcladas con esas noticias, vienen otras cargadas de horror. Ver las imágenes del terror tras un atentado o las de una persona recibiendo una paliza, escuchar las odiosas acciones de un violador y asesino recién detenido o las espantosas condiciones en las que vivieron unas personas secuestradas… no creo que sean contenidos adecuados para un niño de 5 años. Si a mí me afectan (soy de las que se me saltan las lágrimas o me invade la furia ante determinadas noticias), ¿cómo no van a afectar a los niños? Hay quien piensa que los niños pequeños no se enteran, pero no estoy de acuerdo. El pequeño no estaba haciendo caso de la tele en ese momento, pero si hubiera echado un vistazo, tal vez se habría encontrado con alguna imagen que le hubiera impactado.
¿En qué momento empiezan a estar preparados los niños para asimilarlos? El caso es que en casa el telediario, de momento, ha vuelto a convertirse en una actividad de adultos. Creo que es bueno que los niños conozcan el mundo, incluso lo malo, para que puedan protegerse y también, en un futuro, cambiarlo. Pero también creo que deben ser algo más mayores, que debemos ver las noticias con ellos para poder explicarles lo que pasa y, por supuesto, comentarlo con ellos.
Y vosotros, ¿veis las noticias con vuestros hijos? ¿Creéis que les afectan?
 
¡Hasta el próximo post!

1 comentario:

  1. ¡hola! justo me hacía yo la misma pregunta anoche. mi hija tiene 2,5 años y ayer cenamos los tres a la hora del telediario, y lo cambié porque me pareció como a ti que las imágenes que salían y lo que se decía era demasiado para ella. lo entiende todo, y lo que no, lo pregunta, y no me parecía información que debe tener ya.. antes creo que los niños nos enterábamos menos de las cosas (quizá porque las teles eran más pequeñas :) ) pero de verdad que hoy en día, no se pierden una... y me da pena que dejen de ser niños rápido.. en mi opinión, ya tendrá tiempo de ver telediarios cuando sea mayor.. ¡bss!

    ResponderEliminar