jueves, 10 de noviembre de 2016

Espirales de colores con pisto de calabaza

Este mes estoy probando recetas nuevas con uno de los productos estrella de la temporada: la calabaza. En casa nos gusta mucho, así que estamos probando combinaciones diferentes. Este plato de pasta con verduras nos ha gustado tanto que he querido compartirlo con vosotros.

 

 
Hace unas semanas incluí en la sección Visto en YouTube cinco recetas con calabaza que quería probar. Ya he hecho alguna y, hasta el momento, la que más nos ha gustado es la de pisto con calabaza. Salió buenísimo y la calabaza le da un toque más dulce al pisto. Riquísimo. Utilicé como base la receta propuesta por Orielos Kitchen, pero la adapté un poco. Usé el pisto para acompañar la pasta y resultó una mezcla perfecta. Yo usé espirales de colores, pero seguro que también está bueno con otro tipo de pasta. ¡Espero que os guste!
 
Ingredientes:
 
1 cebolla
1 pimiento rojo
2 pimientos verdes (de los italianos)
1 calabacín
500 g. de calabaza
1 diente de ajo
1 lata de tomate natural triturado
Espirales de colores
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra
 
Preparación:
 
1. Lavar y picar las verduras. A mí me gusta picarlo muy pequeño, para que se mezclen bien los sabores, pero eso va en gustos. Al limpiar los pimientos, quita bien todas las semillas. Procura que el tamaño de los trozos de la cebolla y los pimientos sea similar. Pela los calabacines y la calabaza (quita las semillas de esta última si las hubiera) y córtalos en dados pequeños.
 
2. Pon a calentar al fuego medio una olla de buen tamaño con aceite de oliva. Añade la cebolla picada y ponle un poco de sal (de esa forma la cebolla soltará un poco de agua y evitará que se dore demasiado). Sofríela durante unos 8-10 minutos, hasta que se ponga transparente (no dejes que se dore).
 
3. Añade los pimientos y el diente de ajo pelado, remueve bien y deja que se sofrían durante otros 8-10 minutos. Pasado ese tiempo, añade la calabaza y, 5 minutos después, el calabacín. Añade un poco más sal y pimienta negra a las verduras, remueve bien, tapa la olla y baja el fuego. Deja que se cocine durante una media hora, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
 
4. Añade el tomate triturado y una pizca de sal. Deja que se cocine todo durante un cuarto de hora, aproximadamente. Acuérdate de remover de vez en cuando.
 
5. En otra olla pon agua con sal a hervir. Cuando rompa a hervir, cuece la pasta siguiendo los tiempos indicados en el envase.
 
6. Servir los platos de pasta con el pisto y espolvorear por encima queso rallado.
 
Ya tenéis un plato delicioso y muy saludable. A mis niños les ha encantado y es una forma estupenda de que se coman las verduras. ¡Hasta el próximo post!
 

2 comentarios:

  1. Qué buena pinta. Yo soy mucho de hacer pasta con verduras. Probaré con calabaza.

    ResponderEliminar
  2. Voy a probar esta receta, con lo que nos gusta en casa la calabaza y la pasta...Así conocemos otras formas de prepararla, que si no siempre igual nos cansamos. Un abrazo

    ResponderEliminar