lunes, 8 de febrero de 2016

Libros para niños: "El pollo Pepe"

Después del respiro de la semana pasada, volvemos con otra reseña. Esta vez le toca el turno a otro clásico que divierte a mi hijo pequeño y, en su momento, al mayor: El pollo Pepe. Un libro de pop-ups que se ha hecho hueco en las estanterías de cientos de miles de niños. ¿No lo conoces? Pues sigue leyendo...

 
 

Título: El pollo Pepe
Título original: Charlie The Chicken
Texto: Nick Denchfield
Ilustración: Ant Parker
Editorial: SM
Edad recomendada: de 1 a 4 años
 
Como ya os comenté la semana pasada, asistí al Bloggers Day de Madresfera, una jornada que reunió a más de 200 blogueros del ámbito de la maternidad/paternidad para conocernos y asistir a las ponencias. Además, encontramos stands de diversas marcas, que promocionaban el evento. Entre ellos, estaba el stand de SM, uno de mis favoritos, que creó un precioso espacio de animación a la lectura con un amplio muestrario de cuentos publicados por la editorial. Y allí estaba, en vivo y en directo, el pollo Pepe, con el que muchas blogueras se fotografiaron. Me puse a hacer fotos y se me olvidó hacerme una con él, para disgusto de mi hijo mayor, así que aquí le tenéis con otras blogueras:

 
 
Bueno, el caso es que hablando con otras blogueras, algunas confesaron que no conocían el cuento y que no sabían si a sus hijos les agradarían. Yo, que como mis hijos soy fan de este simpático pollo, les aseguré que a mis hijos les divertía mucho y recordé que no había hablado de este libro en el blog, así que vengo hoy dispuesta a subsanar mi olvido.
 
"El pollo Pepe come mucho, mucho trigo"
 
El pollo Pepe es un cuento corto con pop-ups, dirigido a prelectores, Apenas 10 páginas y un puñado de frases para contarnos lo tragón que es el pollo Pepe, que come gran cantidad de cereales (cebada, trigo, maíz) y se está haciendo muy grande, para desplegarse en un divertido final, que arranca por igual asombro y risas a los más pequeños. ¿Lo mejor? Que, después de la primera lectura, uno pensaría que los niños ya no encontrarían sorprendente el final, pero, lejos de eso, repiten la lectura una y otra vez y se muestran encantados siempre que llegan al humorístico final. ¿Por qué sucede esto? Soy incapaz de dar una respuesta y creo que ahí reside la genialidad de este sencillo cuento. Mi hijo mayor, camino de los 4 años, ya no me pide este cuento, pero si me ve leyéndolo con su hermano, se viene corriendo y disfruta de la lectura.
 
Sin duda, los desplegables son uno de los grandes aciertos de este libro-juego, tal como viene definido en su portada. A los niños les encanta descubrir, a gran tamaño las distintas partes del cuerpo del pollo. Boquiabiertos, ven aparecer una enorme barriga, un gran pico y, para mí, la ilustración más divertida, sus grandes patas. Literalmente, las partes del cuerpo saltan del libro, sorprendiendo a los niños, que no pueden evitar alargar la manos para tocar los pop-ups. ¿Hay riesgo de que los más pequeños lo rompan? Pues sí, claro, pero después de dos hijos debo decir que nuestro pollo Pepe sobrevive, aunque algo ajado por el uso.
 
Publicado por primera vez en 1997 por Macmillan Children´s Book, se ha convertido en un auténtico bestseller. Un año después llegó a España y en nuestro país ya va por la decimosexta edición. Existen varios formatos de este simpático cuento. El formato original de El pollo Pepe es cuadrado (19 x 19 cm.) y con tapa dura. Por su parte, El gran libro del pollo Pepe presenta un tamaño mayor (25 x 25 cm.), sus páginas son de cartón (y, por tanto, más resistentes) e incluye un sonido en la portada. Por último, El pollo Pepe con mascota incluye el libro en su formato original y un muñeco del pollo Pepe. Este set es el que compramos nosotros y debo decir que a mis hijos les encanta jugar con el muñeco. Además, este personaje ha dado lugar a otro libro, El pollo Pepe va al colegio , para niños a partir de 2 años, que se ocupa del primer día de colegio del pollito, también con desplegables. El pobre Pepe se ha quedado dormido y deberá darse prisa para llegar a tiempo a clase.
 
Los mismos autores han creado una serie de libros de formato similar con otros personajes, como La cerdita Clea, El perro López o El pájaro Paco . Nosotros tenemos también el de La cerdita Clea y, aunque resulta gracioso, creo que no logra despertar la misma simpatía que el pollo Pepe. Por lo menos, en el caso de mis hijos, aunque también les gusta.
 
Este cuento no sólo entretiene a los niños al tiempo que les enseña cómo es un pollo y de qué se alimenta. También da pie a numerosas actividades. En internet podéis encontrar muchas manualidades (podéis encontrar un buen recopilatorio en este enlace del blog Mi mundo sabe a naranja) e incluso actividades musicales, gracias a la canción del pollo Pepe, que podéis escuchar en el siguiente vídeo del cuento:
 
 
¿Qué os parece el pollo Pepe? ¿Le gusta a vuestros hijos?
 
A continuación, por si os interesa, os dejo los enlaces de los cuentos:
 



Ah! Y recuerda que Diario de una madre del siglo XXI está en Facebook 
¡Conoce mi fanpage! 
(pulsa sobre el icono)

https://www.facebook.com/Diario-de-una-madre-del-siglo-XXI-1713140628922688/?ref=tn_tnmn


 
 
 

3 comentarios:

  1. Es un clásico en todas, bueno por lo que leo en casi todas las casas, pero como pueden no conocer alguien al Pollo Pepe? jajaja es divertido, entretenido por los delplegables y a los peques les encanta

    ResponderEliminar
  2. Hola! bueno,bueno el pollo Pepe, jaja, en casa si es conocidisimo! saludos

    ResponderEliminar