jueves, 31 de diciembre de 2015

Adiós al 2015 con los mejores post del año

Se acaba el 2015. Creo que, en líneas generales, ha sido un buen año para mí y para mi familia. Hemos superado nuevos retos y despedido a seres queridos. Como siempre, ha habido un poco de todo: risas, lágrimas, enfados y alegrías, pero al final creo que debemos quedarnos con lo positivo, ya que. incluso de las cosas malas, podemos sacar aprendizajes que nos servirán en un futuro. En fin, prefiero dejar las filosofías propias del fin de año y centrarme en este post recopilatorio para no alargarlo demasiado.

 
Esto del post recopilatorio se lo he visto a otros blogs y una, que es un poco copiona, pues lo trae a Diario de una madre del siglo XXI. Me gusta la idea de despedir el año con mis post favoritos. No os preocupéis: la selección será breve. Sé que la tradición blogueril suele optar por doce post para conmemorar el fin de año, pero yo voy a apostar por la brevedad y los dejaré en seis. Sobre todo porque tengo a los peques de vacaciones y tengo poco tiempo (y menos energías que de costumbre). Ahí va la selección (el orden es aleatorio):
 
1. Superando retos. A lo largo de este año he dedicado varios post a mi hijo pequeño, que nació prematuro y que es todo un luchador. Sé que, como bien dice Idoia, del blog Y, además, mamá, escribir sobre bebés prematuros no vende, no interesa. Es verdad, a mí me pasa igual. Son mis post menos leídos. Pero no me importa. Este blog nació, en parte, para poder desahogar la dura experiencia que estaba siendo mi maternidad de un niño prematuro que estuvo muy grave y que, a día de hoy, sigue peleando con las secuelas de nacer antes de tiempo (que, por suerte, cada vez son menores). Podría haber escogido cualquiera de los post que le he dedicado, pero me quedo con el último, escrito con la alegría de una de las últimas barreras superadas: cuando aprendió a andar.
 
2. 50 cosas sobre mi hijo mayor. Los niños crecen rápido. Muy rápido. El tiempo ha empezado a volar desde que soy madre y ellos pasan por tantas fases y aprenden tantas cosas en sus primeros años de vida que. aunque recordemos muchas cosas, otras se borrarán de nuestra memoria. Por eso, con motivo del cumpleaños de mi hijo mayor, me gustó recopilar 50 cosas sobre él. Muchas de ellas ya no forman parte de su día. Por ejemplo, ya no pinta piscinas, sino caras con bocas sonrientes, y la lengua de trapo ya ha desaparecido casi del todo. Releer ese post me hace sonreír y recordar pequeños detalles que, en tan sólo unos meses, ya forman parte del recuerdo.
 
3. Libros para niños: "Madrechillona". Este año he inaugurado la sección de reseñas de literatura infantil. Fue en el mes de enero y lo hice con un cuento precioso: Madrechillona, recomendado para niños de 2 a 4 años, pero también para padres que gritan a sus hijos. Para entender cómo se sienten los niños cuando les gritamos. Yo he aprendido mucho con este cuento, aunque necesito releerlo de vez en cuando, para recordar el efecto de los gritos. Los niños se sienten identificados con el pequeño pingüino que protagoniza la historia y los padres aprendemos lo desgarrador que resultan los gritos para nuestros hijos. 
 
 
4. Mi último bebé. Es uno de los post más tiernos que he escrito este año. Ya sé que las cosas pueden cambiar, pero no tenemos intención de tener más hijos. Por eso, mi hijo pequeño se convierte en mi último bebé y eso me produce cierta tristeza, porque es una etapa que me encanta. Me gusta verles crecer, pero, al mismo tiempo, me da pena que dejen atrás esta fase, que es tan corta, pero tan bonita. Son tan monos y huelen tan bien...
 
5. Mis momentos favoritos. Me encantó recoger en este post algunas de las pequeñas cosas que me hacen sentir bien en mi vida cotidiana. Un ejercicio muy positivo para valorar las cosas buenas de la vida. Pequeños instantes de felicidad que hacen el día a día mucho más agradable. Pararse a pensar en estas cosas te hace valorar mejor lo que tienes, sobre todo en épocas en las que estamos más cansadas o estresadas y parece que todo sale del revés.
 
 
 
 6. "Sheila Levine está muerta y vive en Nueva York", de Gail Parent. He leído libros que me han gustado mucho este año. El último ha sido esta novela sobre una chica soltera en NY, que busca marido desesperadamente, mientras tanta de sobrevivir en la jungla de asfalto. Divertida, ácida y crítica, mucho más que otras solteras que vinieron después (Bridget Jones, Carrie Bradshaw, etc,) y que al lado de Sheila, resultan almibaradas. Podría haber escogido cualquiera de las reseñas de este año, pero este me ha resultado muy divertido y, al tiempo, de gran calidad literaria.
 
 
 
Espero que os guste este recopilatorio con mis post favoritos del año (me he dejado fuera otros que me encantan, pero no quería hacer un post interminable). Deseo que disfrutéis de las celebraciones. ¡Feliz año!
 
 

Ah! Y recuerda que Diario de una madre del siglo XXI está en Facebook 
¡Conoce mi fanpage! 
(pulsa sobre el icono)

https://www.facebook.com/Diario-de-una-madre-del-siglo-XXI-1713140628922688/?ref=tn_tnmn

No hay comentarios:

Publicar un comentario