jueves, 29 de octubre de 2015

Bizcocho de naranja: esponjoso y aromático

Hoy os traigo una receta deliciosa de bizcocho de naranja. Muy fácil de hacer y, lo mejor de todo, es que queda muy esponjoso. A mi hijo mayor le encanta hacerlo y al pequeño comérselo. Apuntad, apuntad, que es un desayuno fantástico o una merienda perfecta.

 


Dos semanas seguidas he hecho este bizcocho de naranja. Compramos unas naranjas de zumo que estaban demasiado ácidas y languidecían en el frutero, porque no nos apetecía nada comérnoslas. Como lo de tirar comida está muy feo, decidí aprovecharlas e hice (perdón, hicimos, porque me ayudó mi hijo mayor) un bizcocho de naranja que salió tan bueno que voló del plato. Era un bizcocho esponjoso, muy aromático y jugoso. Nosotros, mis suegros, mi hermano y su mujer, mi madre... Todos lo disfrutaron muchísimo. Todos, excepto mi hijo mayor, que le gusta hacer bizcochos, pero luego no se los come. Es que ni los prueba. No me preguntéis por qué, yo tampoco lo entiendo, porque a día de hoy mi hijo ignora a qué sabe un bizcocho, pero le fascina prepararlos. Misterios gastronómicos de la infancia, que da para un post enterito.
 
Volviendo al tema, tan bueno salió que esta semana usé el resto de las naranjas e hice (perdón, hicimos) otro bizcocho. Salió tan rico como el anterior, así que está claro que es una receta espectacular que tengo que compartir con vosotros. Como cada niño es un mundo, a mi hijo pequeño, si le dejas, se come el bizcocho de naranja entero de una sentada. Con eso lo digo todo... Las que estéis a dieta, no me vengáis luego con reclamaciones, que el que avisa no es traidor.
 
Ingredientes:
 
3 huevos
250 ml. leche
250 ml. aceite de oliva
275 g. azúcar (la mitad puede ser de azúcar moreno)
275 g. harina
1 sobre de levadura
Canela molida (opcional)
125 ml. zumo de naranja
Ralladura de una naranja
 

 

 

 

Preparación del bizcocho de naranja:

 
1. En un bol poner los huevos y el azúcar y batir con la batidora de varillas (si no tenéis, pues con las varillas de mano. Más trabajo, qué se le va a hacer... es todo por una buena causa). Yo uso la mitad de azúcar blanco y la mitad de azúcar moreno, pero podéis utilizar sólo uno de los dos tipos. Eso ya a gusto del consumidor... o de lo que haya en la despensa.
 
2. Añadir la leche, el aceite, el zumo de naranja, la ralladura de naranja y una pizca de canela molida (este último ingrediente es opcional). Batir de nuevo.
 
3. Añadir la harina y la levadura tamizadas y pasar toda la mezcla con la batidora de varillas hasta que se forme una masa homogénea.
 
4. Untar un molde con mantequilla (a no ser que sea un molde de silicona, que entonces podéis saltaros este paso) y verter la mezcla. Os aconsejo usar un molde grande o dos pequeños, porque sale bastante cantidad.
 
5. Introducir en el horno, previamente calentado a 180º, y dejarlo hasta que, al pincharlo con un cuchillo o una varilla, salgan limpios. En mi horno tarda unos 45-50 minutos, pero puede que en los vuestros el tiempo sea distinto. No abráis el horno durante la primera media hora, para que no se baje el bizcocho, pero después os aconsejo que  vayáis pinchando hasta dar con el tiempo del vuestro. Si vierais que se está tostando demasiado la parte de arriba, cubridlo con papel albal. De esa forma, seguirá haciéndose, pero no se quemará la parte de arriba.
 
Para las cantidades, siempre uso esta utilísima tabla de medidas y equivalencias del blog Silvia en la cocina. Os dejo el enlace por si os resultara útil.
 
Y, nada, una vez que esté hecho, ya sabéis, dejar enfriar, desmoldar y disfrutad este delicioso bizcocho de naranja. ¡Espero que os guste!


¿Te ha gustado este post? No te pierdas nada y suscríbete por email. Recibirás gratis una Guía de lectura para niños de 0 a 3 años:

 

15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola. tomo nota de tu receta. Te quedó un bizcocho exquisito. Se aprecia en la foto super esponjoso. Vamos, se me hace la boca agua. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra ver que se nota en la foto lo esponjoso que queda el bizcocho. Gracias por pasar!

      Eliminar
  3. ¿Cómo que las que estamos a dieta no te reclamemos? Pues claro que te reclamo! Esto no se hace! jajaja. Pintaza. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... Que yo no quiero animarte a ceder en la dieta, pero es que quedó tan rico el bizcocho que tenía que compartir la receta :)

      Eliminar
  4. Pues yo me animo y la pruebo, que en casa somos muy de bizcochos!! Tiene una pinta en la foto!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues si lo hacéis ya me contarás. Mi marido ya ha comprado más naranjas. No sé si es una indirecta... jajaja

      Eliminar
  5. Que delicia! Muchas gracias por la receta Yummy!

    ¡FELIZ DÍA!ॐ
    http://mamaholistica.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, guapa. Gracias por pasarte y comentar. Besos!

      Eliminar
  6. Tengo que hacer este bizcocho porque porque dices que es esponjoso y nada seco pues solo he hecho uno en mi vida y me quedó como un ladrillo que me dijeron muy amablemente que la pastelería no es lo mío. Fui a un cursillo de Fondant y también allí se me pasó el bizcocho, ¡Un desastre!, lo cierto es que es solo en lo dulce,jaja, porque en lo salado soy una máquina,jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja No te creas que la pastelería es lo mío: es que soy una atrevida que para cuatro bizcochos que me salen, voy y los publico en el blog jajaja No, en serio, este es muy facilito y muy rico. Yo la primera vez que hice un bizcocho se me olvidó poner levadura, así que imagina el resultado jajaja Así que te animo a que te pongas a ello, que si a la primera no sale, seguro que la segunda saldrá mejor.

      Eliminar
  7. Qué pinta tan exquisita Marian, me encanta el color dorado de la superficie ¿cómo lo consigues? Mira que yo uso huevos caseros y a veces ni con esas ...
    Siempre es un placer compartir un trozo de bizcocho aunque sea con la vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, yo también he usado alguna vez huevos "de verdad" y vaya diferencia: el sabor, la textura, el color...
      Lo del color dorado de la superficie no me voy a tirar el rollo, porque no sé por qué me queda así jajaja Yo no hago nada, sólo lo que cuento en la receta. Otros bizcochos los "pinto" con mermelada, para que queden brillantes y la superficie más jugosa, pero no es el caso de éste :)

      Eliminar
  8. Nos encanta este bizcocho!! se ve delicioso

    ResponderEliminar