viernes, 26 de junio de 2015

¡Vacaciones!

Os lo había anunciado al principio de la semana y ya están aquí. Me voy de vacaciones. ¡¡Por fin!! No sé por qué me alegro tanto. Todas sabemos que las madres no tenemos vacaciones reales y las que estamos en casa ni siquiera cambiamos de actividad. Las que trabajan también fuera de casa por lo menos detienen su vida profesional (que no la maternal), pero nosotras seguimos haciendo lo mismo. Por lo menos cambiamos de escenario (estar en la playa lo cambia todo, ¿no?), relajamos costumbres y contamos con un mayor apoyo por parte de nuestros maridos.


Pero yo me voy muy contenta. Y no sólo por las vacaciones en sí, también porque las últimas revisiones de mi hijo pequeño han sido muy positivas. Para los que no me seguís habitualmente, mi hijo pequeño nació prematuro y con bastantes complicaciones, pero salió adelante. Bastante más pequeño de lo que indican los percentiles (vamos, que hasta hace muy poco ni siquiera entraba en las tablas), un retraso motor y, durante bastante tiempo, las pruebas auditivas señalaban una avanzada hipoacusia. Ésta última ha desaparecido y las últimas pruebas no dieron problema alguno. Mi hijo pequeño oye perfectamente. Ha podido ser por su propio desarrollo (a veces pasa con los prematuros) o que las pruebas salieran mal a causa de los continuos catarros que ha tenido este invierno. No lo sabemos y casi que da igual. Lo importante es que oye bien.

La rehabilitación va viento en popa. Hace dos semanas ha empezado a gatear. Tiene 14 meses reales y 11 y medio de edad corregida (la que debería tener), así que, aunque lento, va llegando a todo. Hace tiempo ya hablé sobre el ritmo de desarrollo en los bebés prematuros. Va más despacio, pero va, que es lo que importa. La verdad es que a veces ha sido desesperante. Todo el trabajo en fisio y el que hacía conmigo en casa durante meses parecía que no servía de nada. Tardamos cinco meses en que consiguiera hacer completo algo que parece tan sencillo como es girarla cabeza hacia la izquierda. Dos semanas inmovilizado con un respirador dejaron esa secuela. Otros cuatro meses más para lograr el volteo, es decir, que tumbado boca arriba se diera la vuelta y se pusiera boca abajo. Conseguir el volteo supuso un gran cambio para él y enseguida empezó a reptar. Eso sucedió en enero. Desde entonces hasta ahora hemos trabajado en rehabilitación el gateo, la posición de rodillas y ponerse de pie. Lo de ponerse de rodillas empezó hace más de un mes, igual que lo de ponerse de pie. Hace dos semanas comenzó a gatear y hace unos días dio sus primeros pasos (aunque no ha repetido). La rehabilitadora dice que si sigue así a la vuelta de vacaciones nos da el alta. ¿Cómo no me voy a ir contenta si todo el trabajo está dando sus frutos?

Por si fuera poco, en estimulación, después de lo que costó conseguir la plaza en un centro de atención temprana, la psicóloga está asombrada de sus avances a nivel cognitivo y del desarrollo de la motricidad fina. También me ha anunciado un posible alta después del verano, ya que considera que a nivel cognitivo el niño ya ha alcanzado su edad. La cardióloga también le dio el alta definitiva al cumplir el año, así que cada vez va quedando menos de este sin parar de pediatras, neurólogos, cardiólogos, rehabilitadores y enfermeros a los que acudimos de manera cotidiana.

Me voy contenta también con la evolución de mi hijo mayor. En la charla con la profesora por el final de curso, hemos constatado los avances que ha hecho, cómo ha vencido su timidez inicial para integrarse plenamente en el grupo. De los llantos del primer trimestre hemos pasado a que todas las mañanas se levanta queriendo ir al cole para ver a las profes y a sus amiguitos. También ha evolucionado la relación con su hermano, y, aunque aún vivimos episodios de celos y rabietas, cada vez son menos. Eso por no hablar de todo lo que ha crecido y aprendido.

También es verdad que me ha pasado factura todo ese trajín, de consulta en consulta, pruebas, escáneres, análisis, rehabilitación dos veces a la semana, estimulación una vez, el cole, las tareas cotidianas de cuidados de niños y de la casa, los virus invernales, la tesis (mi pobre tesis, que va a tirones), el blog y la falta de sueño, porque los niños han empezado a dormir fatal. Será el calor, supongo, pero tardan mucho en dormirse, se despiertan varias veces por la noche, huyen de las siestas y, como están cansados, también están más irritables y llorosos. El caso es que estoy agotada. Necesito las vacaciones y creo que no soy la única. De mi marido ya ni hablo, que hace semanas que lleva la cuenta atrás para darse ánimos.

Así que me voy de vacaciones unas semanitas y me tomo vacaciones también del blog. No dejo post programados ni nada de eso. Cierro durante unas semanas y, si consigo conexión a internet y tengo ganas, lo mismo me paso algún día esporádico. Repartiré las próximas semanas entre el campo y la playa, así que tendremos un poco de todo. Os veo a la vuelta.
 
¡Feliz verano!
 


¿Te ha gustado este post? No te pierdas nada y suscríbete por email. Recibirás gratis una Guía de lectura para niños de 0 a 3 años:

12 comentarios:

  1. En primer lugar, enhorabuena por lo de tus hijos!! Que felicidad, debe de dar eso de que toda llega y tiene sus frutos.
    Y en segundo lugar, disfruta de las VACACIONES porque bien merecidas son.

    Un abrazo enorme y nos leemos cuando vuelvas.

    ResponderEliminar
  2. Hola: felices vacaciones y tienes razón que en la playa todo se ve de otra manera aunque sigamos trabajando en la casa y con los hijos. por lo menos no tenemos la rutina de los horarios... Felicidades por la evolución de tus hijos. El mayor ya leo que se integró muy bien en clase y con sus compañeros y el peque crece a su ritmo pero sin pausa... a disfrutar del merecido verano. Te espero a la vuelta en esta esfera 2.0

    ResponderEliminar
  3. Me alegro mucho que te puedas ir de vacaciones con la seguridad que todo va avanzando por buen camino. Me alegro mucho de los logros de tus peques y de que el pequeño haya avanzado tantisímo. Disfruta de esas merecidas vacaciones en familia y nos vemos a la buelta. Besitos

    ResponderEliminar
  4. Disfruta guapa!! Me alegro mucho de los avances de los niños, pero sobretodo de que haya desaparecido la hipoacusia del peque. Un besazo a los cuatro y nos vemos a la vuelta!!

    ResponderEliminar
  5. Disfruta guapa!! Me alegro mucho de los avances de los niños, pero sobretodo de que haya desaparecido la hipoacusia del peque. Un besazo a los cuatro y nos vemos a la vuelta!!

    ResponderEliminar
  6. Disfruta guapa!! Me alegro mucho de los avances de los niños, pero sobretodo de que haya desaparecido la hipoacusia del peque. Un besazo a los cuatro y nos vemos a la vuelta!!

    ResponderEliminar
  7. Ay cuantas cosas buenas!!! Me alegro un montón por tus peques, tiene que ser alucinante ver tantos logros!! Así que bien merecidas las vacaciones. Te esperamos a la vuelta con las pilas cargadas!!

    ResponderEliminar
  8. Que alegria ver el avance de tus hijos, unos campeones! y tu a disfrutar de unas muy merecidas vacaciones, que aunque hacemos casi lo mismo que en casa siempre caen bien

    ResponderEliminar
  9. Felices vacaciones. Te las mereces, disfrutalas un montón. Que alegria por tu pequeño, que ya gatea ya verás que la playa les estimula mucho y seguro se anima a ponerse de pie y quien sabe a dar sus primeros pasos, mi hijo gateaba cuando nos fuimos de vacaciones, en la playa con la emocion del mar y la arena comenzño aponerse de pie agarradito y tratar de caminar con nosotros, y cuando llegamos aquí con 13 meses se soltó a andar. Enhorabuena por tu mayor, superar la tmidez es muy importante mas en estos tiempos de Bullying, te lo dice alguien que siempre ha sido muy tímida, pero seguro que conla madraza que tiene lo supera en nada. Y tu olvidate del blog, la tesis, los medicos, solo disfruta, relajate y nos cuentas luego en un post d envidia total tus vacaciones Besos reina!

    ResponderEliminar
  10. Felices vacaciones, todo son buena noticias en casa así que disfruta mucho y carga energías!!! Te deseo lo mejor. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  11. Disfruta de esas vacaciones, felicidaes por los logros, y porque todo vaya tan bien. Que siga así!

    ResponderEliminar
  12. Disfruta de las vacaciones que ya veo que son muy merecidas, desconecta y recarga las pilas. Besos!

    ResponderEliminar