jueves, 14 de mayo de 2015

"El secreto de Gramercy Park", de Anna K. Green

Hace bastante que no reseñaba un libro para adultos, pero hoy vengo con una pequeña joya que tengo en la estantería desde Navidades, pero que no he podido leer -por falta de tiempo, no de ganas- hasta el pasado puente. Se trata de El secreto de Gramercy Park, escrito por la estadounidense Anna Katharine Green en 1897 y que dÉpoca Editorial publicó por primera vez en España el año pasado. Es encomiable la labor que está haciendo esta editorial, rescatando autores del siglo XIX poco o nada conocidos en nuestro país. En esta ocasión, vienen pisando fuerte con un texto de la "madre de las novelas de detectives", precursora de Agatha Christie y Dorothy L. Sayers.

 
Título: El misterio de Gramercy Park
Autor/a: Anna Katharine Green
Ilustraciones: L. Malteste
Editorial: dÉpoca Editorial
Fecha de edición: 2014
"No soy una mujer curiosa, pero cuando en mitad de una calurosa noche de septiembre oí maniobrar un coche de punto en la casa de al lado, y detenerse, no pude resistir la tentación de saltar de la cama y echar un vistazo a través de las cortinas de mi ventana"

Así comienza esta novela policíaca, de absoluta modernidad, que ayudó a sentar las bases del que sería uno de los géneros estrella del siglo XX. Quien habla es Amelia Butterworth, claro precedente de la Miss Marple de Agatha Christie. Se trata de una acaudalada solterona, impertinente, entrometida y muy fisgona (aunque se empeña en insistir con divertida frecuencia que ella no es nada curiosa), pero también sagaz, independiente y fuerte. De esta forma, Green desmonta el mito de la triste solterona, tal como se las consideraba en aquella época, para mostrar a una mujer segura de sí misma, respetada socialmente y capaz de enfrentarse a la mentalidad conservadora y machista de sus coetáneos.

Desde su ventana, la señorita Butterworth observa el comienzo de un misterio en el que se involucrará tratando de encontrar la solución. Y es que en la casa los poderosos Van Burnam, aparece muerta una joven desconocida poco antes que la familia regrese de unas largas vacaciones en Europa. La mujer está desfigurada, pero existen indicios suficientes para creer que se trata de la esposa del menor de los Van Burnam, quien, sin embargo, asegura no reconocerla.

Se abren entonces numerosos interrogantes: quién es la mujer, cómo murió, cómo y por qué logró entrar en la casa cerrada, por qué viste unas ropas tan extrañas, dónde estuvo el joven Van Burnam... La señorita Butterworth se toma muy en serio su papel de detective aficionada, lo que la enfrentará en un divertido duelo intelectual con el inspector Ebenezer Gryce, personaje habitual en las novelas de Green.

Con sus preguntas impertinentes, su capacidad de observación de los pequeños detalles, sus pocos escrúpulos para observar detrás de las puertas y atender a habladurías, la señorita Butterworth indagará de forma incansable -aunque siempre cuidando de su buena reputación- hasta resolver el caso, logrando asombrar al veterano detective que al principio se burlaba abiertamente de ella.

Con una prosa ágil y cuidada, Green desvela pistas, da voz a los testigos y revela giros insospechados pero llenos de verosimilitud, al tiempo que muestra la vida de la clase alta neoyorkina y el complejo funcionamiento de la justicia norteamericana.

Además, el libro cuenta con una interesante introducción, a cargo de Carmen Forján García, profesora de la UNED y administradora del blog literario Carmen y amig@s, que presenta un interesante retrato de Anne Katharine Green, la primera autora de novelas policíacas y una mujer atípica para su época: con estudios superiores, se convirtió en una exitosa escritora profesional y se casó por amor con un hombre más joven cuando ya se la consideraba una solterona. Forján realiza también una excelente aproximación a esta novela, que hará las delicias de los amantes del género policíaco.

Espero que la editorial dÉpoca se anime a seguir publicando obras de esta autora, para que sigamos disfrutando de sus novelas.

¿Te ha gustado este post? No te pierdas nada y suscríbete por email:

Introduce tu email:


Delivered by FeedBurner

6 comentarios:

  1. Mira que yo no soy mucho de novela de detectives ni políciaca, pero me ha picado la curiosidad!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor es la forma de engancharse al género ;) A mí es que me encantan las novelas de detectives. Y las de época también, así que este libro lo tiene todo jeje

      Eliminar
  2. Me encantan las novelas policíacas, apuntada ;-)

    ResponderEliminar
  3. Pues este tiene toda la pinta de mis lecturas favoritas. Porque me gusta en la época en que se escribió, una etapa de buena literatura. Cuando yo estaba en mi efervescencia literaria de juventud estudiantil me leí todos los policíacos habidos y por haber,me fascinaban,luego ya amplié género.
    El fin de semana pasado terminé uno y ya comencé otro. Fue un propósito de nuevo año ,el aumentar el nivel de lectura algo abandonado y voy avanzando bien.Por lo menos, el leer antes de caer rendida no me lo quita nadie,jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con los niños es más difícil sacar tiempo para leer. Yo también he reducido mucho el ritmo de lectura desde que soy madre y los libros de la tesis me quitan casi todo el tiempo de lectura, así que disfruto aún más de estas "lecturas de ocio". Te animo a que este libro te lo apuntes en la lista, porque está genial.

      Eliminar