lunes, 9 de marzo de 2015

Mi último bebé

Me encantan los bebés. Me gusta todo de ellos: su olor, sus sonrisas desdentadas, sus chillidos de alegría y sus primeros balbuceos, sus pucheros, sus ojitos asombrados descubriendo todo lo que les rodea, su carita de placidez cuando duermen... Y, sobre todo, me gustan mis bebés. El mayor, camino de los 3 años, es ya un niño con todas las letras. Un niño que va al colegio, come solo, utiliza calzoncillos, se quita solo muchas prendas de ropa, cuenta cuentos (e inventa cuentos), monta en bici (sin pedales) y ayuda en algunas tareas de la casa. El pequeño tiene 11 meses recién cumplidos y un retraso madurativo de unos tres meses. Ya sabéis las que me leéis habitualmente que fue prematuro y no lleva el mismo ritmo que los demás, por lo que está alargando las distintas etapas de bebé. Vamos, que me va a durar más tiempo de bebé.

Fuente: Morguefile


El caso es que mi marido y yo hace tiempo que decidimos que no tendríamos más hijos. Hubo una época en la que pensamos que tres podría ser un buen número, pero al final hemos decidido, por diversos motivos, que no tendremos más (vale, ya sé que muchos padres que afirman esto tajantemente luego tienen que desdecirse, pero a día de hoy no creemos que sea nuestro caso). Lo cierto es que a medida que mi bebé crece, me voy dando cuenta que va a ser mi último bebé y, debo confesar, que, pese a la alegría que siento cada vez que va superando una etapa (sobre todo teniendo en cuenta todo el esfuerzo que le supone, como podéis recordar leyendo este post), siento una pequeña pena. Porque me doy cuenta que nunca más volveré a tener un bebé mío en brazos, no volveré a amamantar, ni a portear, ni a hacer tantas otras cosas. Pasaremos juntos otras muchas etapas e imagino que también me dará mucha pena cerrarlas. Pero la fase bebé es tan corta, se pasa tan rápido...

Este fin de semana hemos visto algunos vídeos antiguos del mayor. Aún no hace ni tres años y parece que fue otra vida. ¿Realmente una vez fue tan pequeño? ¿Es que hubo un tiempo en que no hablaba por los codos, sino que emitía agudos chillidos y repetía con insistencia las mismas sílabas? ¿No supo andar y correr siempre, sino que se balanceaba feliz en su hamaquita y se agarraba los pies echado en la cuna? ¿En vez de construir castillos, se divertía arrojando las piezas de construcción por todo el salón? ¿Cuándo aprendió a subir escaleras, comer spaghetti bolognesa y salpicar en la piscina? Me ha parecido increíble ver a mi niño grande cuando era un bebé chiquitín. Mi primer bebé. Tan tierno, pequeño y bonito.

Sé que hay muchos padres que prefieren otras etapas. Mi marido, sin ir más lejos. Pero a mí me encantan los bebés y sé que dentro de un tiempo, más corto del que parece, ya no volveré a tener ninguno más en casa. Vendrán otras etapas, maravillosas también, pero este bebé que duerme ahora mismo en su cunita, abrazado a su osito, será mi último bebé. Por eso estoy decidida a aprovechar al máximo esta breve etapa, porque es un regalo único.

PD: También me ha servido para darme cuenta de que tengo miles de vídeos del mayor (la mayoría muy aburridos para quienes no sean sus padres, todo sea dicho), pero muy pocos del pequeño. Pasa lo mismo con las fotos. No, no le queremos menos ni estamos menos emocionados con todo lo que consigue. Es sólo, como saben los que tienen más de un hijo y sobre todo cuando son tan seguidos, que ahora no tengo tanto tiempo como con el primero para andar con la cámara en mano registrando cada nimio detalle. Por eso, también me he propuesto subsanarlo y coger de vez en cuando la cámara. Que luego nos encanta verlo (y a ellos también. Por lo menos mi hijo mayor ha disfrutado una barbaridad viéndose tan pequeño).

20 comentarios:

  1. Si es que los bebés son tan monos y comestibles!!! A mi me da mucha pena también ver que me quedo sin bebé, esa es una de las razones de que quiera otro, no quiero creer que no voy a volver a estar embarazada, ni a parir, ni a dar de mama....quiero un bebé! (Quién me ayuda a convencer a mi marido?) Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja con lo claro que lo tienes, me parece que convencerás a tu marido tarde o temprano y cuando menos lo esperemos nos anuncias un nuevo miembro de la familia. Si es que no me extraña que quieras otro. Son tan bonitos... Besos!

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón en que la etapa "de bebé" pasa volando. Cuando nació mi hijo (el 2o) tenía "miedo" en no poder aprovechar toda esa etapa en que era bebé y claro aprovechaba cuando mamaba en mirar y mirar para que la imagen no se borrara de mi memoria, cuando dormía conmigo... en fin todos esos inmortales momentos que deseamos que queden grabados en nuestra mente, porque a las que nos gusta la etapa de bebés (aunque las demás también tienen sus cosas buenas, por supuesto) no queremos verlos crecer. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hago lo mismo. Aprovecho cada ratito a observarle, tratando de grabar en mi memoria todos los detalles. Besos!

      Eliminar
  4. Tengo tres, uno de 7 con lesión cerebral severa, una de casi 6 (se llevan 16 meses) y uno de 3. Y me siento muy identificada con todo lo que planteas. El pequeño ha sido el menos mediático, en el que menos hemos reparado, pero es que ha sido más independiente y espabilado y no nos daba el tiempo para atender a las ncesidades de los tres como cuando eres primeriza, ¿no? Eso sí, el saber que era mi último bebé ha hecho que sea el más sobado, que me aferre a él, lo espachurre y con sus tres añazos lo siga viendo como un bebote, con cierta nostalgia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que el último gana en autonomía al resto. Creo que sucede así en la mayoría de familias que conozco. Si es que a los pobres no les queda otra... Yo al pequeño también le tengo muy besuqueado. Siempre digo que le guardé todos los besos que no le puede dar cuando estuvo ingresado su primer mes de vida y tengo que compensárselos todos, todos.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente!!! Yo con mi tercer hijo en su etapa de bebé lo disfruté muchisimo porque tenía plena consciencia de que esa sería la última vez que pasaría por eso. El parto, cada logro del peque...hata hice un diario de cada cosita nueva que hacía para que el tiempo no pudiera difuminar cada uno de esos recuerdos tan bellos...Cada etapa del crecimiento tiene sus cosas mi peque ya tiene 8 pero sigo intentando atrapar cada momento, saborearlo...CA veces en alguna situación cotidiana pienso que la maternidad es tan plena que me gustaría detener el tiempo...Aunque claro también soy consciente de que el tiempo pasa y eso es lo que tiene que ser: ir hacia adelante porque siempre hay cosas nuevas por vivir!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo debe pasar y ellos crecer. No sólo es ley de vida, es algo bueno. A veces a los padres nos gustaría detener el tiempo, pero también es precioso verles crecer, aprender, tomar sus propias decisiones... Es una mezcla extraña de sentimientos: tristeza por el tiempo que no volverá y orgullo por ver cómo crecen. Besos!

      Eliminar
  7. Es verdad, la etapa de bebés es preciosa (a veces, miro el álbum de fotos y me embobo viéndole un desdentadete)...con todos sus pequeños avances, con sorpresas diarias o semanales conforme se hacen grandes, pero supongo que las etapas de irse haciendo mayores nos deparan otros retos y alegrías. Disfruta de tu bebé y de tu mayor mucho! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que disfrutar todas las etapas. La de bebé me encanta, pero nos quedan muchísimos momentos. Además, aún tengo bebé para un ratito ;)

      Eliminar
  8. Que bonito! nosotros también nos plantaremos en dos. Yo soy la hija sandwich y lo pasé bastante mal, así que creo que si tengo tres tienda a sobreproteger al del medio, también por razones económicas y de tiempo, no contamos con ayuda de ningún familiar así que tres se haría muy cuesta arriba. Me has hecho recordar a mi cuñada, con su tercer bebé decía que lo iba a querer mas porque era el último, jajajaja (ella quería tener 5 OMG). Lo de las fotos es así, mi hermana llena albumes enteros y yo si acaso uno y salgo siempre con ella, con el segundo se tiene menos tiempo, y el que tienes creo que estará otro bebé celoso tratando de llamar tu atención, así que nada, tomar vídeo y fotos cuando se pueda y listo. La etapa de bebés transcurre tan pronto, a mi esposo que también los prefiere un poco mayores siempre le digo que por favor disfrute de nuestro hijo, luego se arrepentirá, porque sus sonrisas, carcajadas, verlos lleno de espaguetis y hasta las rabietas sin sentido son parte de esa etapa hermosa y que somos afortunados si tenemos la oportunidad de no perdérnosla. Besos y disfrutalos mucho que hasta los tres años son bebés!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que tres sería más de lo que podemos abarcar en todos los aspectos. Cada familia conoce sus capacidades y sus recursos. Si por lo que fuera volviera a quedarme embarazada, por supuesto que lo querría y cuidaría igual que a los otros, pero creo que hemos tomado la decisión correcta. Por mucha pena que me dé no tener más bebés. Así que me toca disfrutar mucho mucho de mi pequeñín. Besos!

      Eliminar
  9. Así es como lo cuentas ,hay que aprovechar las etapas porque crecen naturalmente,y muy rápido . A todas nos pasa que con el segundo tenemos menos tiempo,estamos mas cansadas y ni hacemos tantas fotos ni estamos en todos los detalles que estuvimos con el primero por ser la novedad ,esto podría pensarse que es malo para el segundo pero en cambio yo creo que al segundo le damos más libertad ,y no estamos como con el primero que le protegemos mucho y no dejamos ni que se roce de algo. A mí me encantan los bebés también, voy por la calle y me quedo mirando a todos y cuando son de conocidos pues les hago cositas porque tengo química con los niños y porque ya los míos con 10 y 14 que cumple este jueves , aunque los achuchos todo lo que puedo ya no son bebés ,y el mayor ya es mas alto que yo.
    Disfrútalo mucho, tenlo en tus brazos aunque se envicie , huélelo hasta la saciedad ,son los mejores recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 14 añazos! Madre mía! Muchas felicidades :)
      Es verdad que al primero le protegemos más y que el segundo es más autónomo. Yo también creo que es bueno. Besos!

      Eliminar
  10. Cuánta razón llevas, van creciendo y casi no nos damos cuenta, disfrutamos pero quizás no al 100%. Cuando es el primero por lo mucho que nos preocupamos en hacerlo bien y cuando ya hay otro por llegar a todo. La etapa de bebé es preciosa y se nos escapa rápido de las manos. UN besazo

    ResponderEliminar
  11. Yo el primer año de mi peque cada dia le hacia entre una y tres fotos y aparte q desgaste la camara jeje vi como se hacia el cambio que pasada. Ahora que tiene tres años aun se nota mas
    Es una pasada ser madre y pasar por todas las etapas dar el pecho, porteo, dar bibi...
    No lo cambio por nada.

    ResponderEliminar
  12. Uy si como te entiendo, yo también tengo claro que no tendremos más y es la razón y realidad de mi vida la que habla. Pero mi instinto me últimamente que quiere otro!!! Ansio tener un bebé en mis brazos. Tendré que esperar a ser abuela, jajaj. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  13. siento lo mismo...... el "grande" va para los 4 años y mi ultimo bebe ya cumplio su primer añito.... pasa todo muy rápido.. una etapa hermosa q se termina ..la angustia es inevitable...pero supongo que pasará .....

    ResponderEliminar