lunes, 20 de octubre de 2014

¿Por qué pega mi hijo? ¿Cómo lo evito?

Mi hijo mayor nunca ha sido pegón. Llegó a los dos años sin haberle levantado la mano a otro niño y menos aún a un adulto. Pero en los últimos dos meses ha cogido carrerilla y va en aumento. Nos pega a todos: a sus padres, abuelos, al bebé... Con lo del bebé, estoy fatal. Cada vez que me doy la vuelta está encima de él. Unas veces para darle besitos. Oooooh, qué mono. Pues sí, pero le aplasta. Generalmente aprovecha para ser cariñoso cuando está tumbado en la cama, en su mantita o echado en su hamaquita (qué buen invento, por cierto) y prácticamente se tumba encima de él para achucharle. Y otras veces es para pegarle. Le muerde la mano, le da una bofetada, le aprieta fuerte fuerte el pie, le golpea en la cabeza... Y yo, como es natural, temblando, porque me da miedo que cualquier día le haga daño de verdad.

El colmo es que el viernes cuando le fui a recoger a clase, la profe me dijo que había estado pegando a los niños. Les da pellizcos. "Yo veía a los niños llorar y no sabía qué pasaba, hasta que le he pillado haciéndolo. Y como tiene esa cara de bueno, es que ni se le nota lo que está haciendo", me dijo. Y es que esa es otra: mi hijo tiene cara de no haber roto un plato en su vida.

Puedo imaginar algunas de las razones por las que pega: la edad, los celos por su hermano, el cambio de estar en casa con mamá a pasar a un aula con otros niños, la forma de expresar emociones que es incapaz de manifestar de otra forma, la falta de empatía, una manera de llamar la atención... Esa parte me la sé. Ahora lo que quisiera saber es cómo corregirlo.

He intentado ser comprensiva, no perder la calma y explicarle que eso no se hace. He gritado y castigado (sí, lo confieso, a veces no puedo evitarlo, sobre todo cuando le da un viaje al bebé, que grito más por el susto que por el enfado), pero ya sé que no sirve de nada. Últimamente estoy intentando no hacer caso a su comportamiento. Si pega, le llevo a su alfombra, le digo que no me gusta que pegue y le dejo allí un par de minutos (sobre todo funciona cuando está rabioso para que se calme). Pero en realidad son cosas que hago al azar. No sé si se consigue algo así.
 
¿Cómo hacéis otras madres ante estas situaciones? ¿Habéis logrado alguna que deje de pegar?

11 comentarios:

  1. Yo creo que es una etapa, mi hijo tampoco ha sido muy de pegar y aquí la primera vez que lo llevé a la guarde me dijeron también que había estado pegando a los demás. Va a rachas, no lo hace siempre, en casa no ha visto nunca pegar y tampoco ve en la tele cosas de dónde pueda sacar ideas. Lo único que te puedo decir es paciencia. Y que si encuentras el remedio me lo chives! jejeje. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, espero que sea una racha, pero la verdad es que va en aumento. Él tampoco ha visto pegar nunca en casa ni en la tele, pero supongo que lo aprenden igual. No te preocupes, que si encuentro el truco del almendruco lo publico corriendo :)) Besos!

      Eliminar
  2. Hola! .
    Lo que hace tu hijo es descargar en los demás todos los sentimientos que está sintiendo en ese momento turbulento con un bebé en casa . Intenta no perder la calma , y vigilarle mucho para que no le haga daño al bebé . Debes de hablar con él ,pero no charlas largas , sino ideas concretas . Mi hijo mayor nunca sintió celos por la llegada de su hermano y jamás le ha pegado , en aquel momento, me dijo la pediatra y así lo hice , que estrechara los lazos entre ellos dos dándole pequeñas tareas al hermano mayor , como tráeme el chupete o cualquier otro objeto , porque tu eres muy mayor y responsable , ya verás que bien la vas a tener un compañero de juegos y vas a poder enseñarle muchas cosas . Animarle a que tome protagonismo en la educación de su hermanito, explicándole que es un ser pequeñito que depende de los mayores y que él mismo fue así , pequeñito y que le cuidasteis mucho , como hay que hacer con el bebé ahora . Tocar sus fibras sensibles , y hacer que se ponga en el lugar de los demás , es lo que realmente llega. Pregúntale ¿Por qué pellizca y pega? , y si quiere y le gusta que se lo hagan a él.
    Poco a poco se irá adaptando a el bebé , pero no se puede dejar sin hacer nada y esperar que se pase sólo , porque no se pasa sólo sino que se incrementa y va a más.
    Mis hijos ya son grandes 13 y 10 años( los cumple hoy el pequeño) y durante muchos años fui a una escuela de padres con una sicóloga estupenda especialista en niños que daba unos consejos para llevar a la práctica como estos .
    Para conseguir no gritarle porque no consigues nada , le separas y le apartas , castigándole inmediatamente ,para que vea que lo que hace mal tiene consecuencias directas , y tú cuenta hasta 10 para no estallar.
    Suerte y paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por tus consejos. Intentaré implicarle un poco más con el bebé. La verdad es que le quiere mucho, pero de vez en cuando le da uno de esos arranques. También es verdad que cuando el pequeño nació estuvo muy grave y acaparó mucho tiempo y preocupación y, claro, los niños lo notan todo, así que sé que es normal que sienta cierta prevención hacia él. Espero que poco a poco consigamos que se vaya tranquilizando. Un saludo!

      Eliminar
  3. Entiendo que estés muy agobiada pero como ya lo sabes tienes que anticiparte para no perder el control de la situación. Tu hijo creo que te necesita y es una llamada de atención. Aunque sea complicado deberías pasar más tiempo con él. Que el note que estar por y para él. Si tu estás nerviosa él lo nota y también se pondrá nervioso.
    Sé que la teoría la sabes claro pero ya es algo así por lo menos puedes anticiparte.
    Un besito y mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que es una forma de llamar la atención. La verdad es que, excepto cuando está en el cole y casos puntuales, siempre estoy con él, pero también está el bebé. Creo que voy a empezar a reservarle un ratito de tiempo para él sólo todos los días, a ver si así recupera su espacio.
      Gracias por los consejos. Besos!

      Eliminar
  4. Yo no tengo ni idea, mi niña tiene ahora 5 meses y aún nos queda por llegar. Pero supongo que es una manera más de expresar su frustración. Me he hecho ya la pregunta de cuando mi hija pase por ello y pegue a alguien qué hacer. Depende la situación, pero en general mostrarme comprensiva con sus sentimientos, enseñarle a que hay otra manera de resolver los conflictos y según la situación darle alternativas.
    Un saludoo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto entiendo cuando defiendes al bebé. Es normal y es instintivo, no me gustaría que te sintieses mal por ello.

      Eliminar
    2. Yo también intento ser comprensiva con sus emociones y procuro mostrarle formas alternativas, pero a veces es muy difícil. No es lo mismo cuando tienes que lidiar con un conflicto en el aula o en el parque a tener que solucionarlo en casa a todas horas y con un bebé de por medio. En fin que hace falta mucho cariño y mucha paciencia, aunque hay veces que es difícil. Ya os iré contando!

      Eliminar
  5. Hola, recientemente a mi hijo se le ha dado por tirar lapos y solo a mí, lo hace como retándome, me mira levanta su manito y zas! y dice ¡pega a mamá! aunque son siempre suavecitos es que si estuviera tanteando mi reacción y ahí entra el detalle, yo le digo que no se hace, que duele, pero también me gustaría que aprenda a defenderse ya que haya cada niño maloso que se cruza con clara intención de lastimar, que me hace dudar de si mi reacción es la adecuada. Por otro lado, he visto niñas muy dulces (sus compañeritas) que cuando han sido jaloneadas o cacheteadas por instinto han reaccionado, alejandose o devolviendo la agresión. Creo que sólo conociendolos y observándolos podremos encontrar el método adecuado para guiarlos. Por lo pronto he sumado a mi reacción-explicación una distracción inmediata, cambiar de actividad o de lugar, y la situación ha mejorado bastante. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consejos. Me gusta la idea del cambio dé actividad o de lugar. Lo pondré en práctica. A la explicación no hace caso, pero he conseguido reducir los gritos, aunque aún se me escapa alguno, como esta mañana cuando ha golpeado al bebé en la cabeza con un libro. Poco a poco, con el y conmigo.
      Besos!

      Eliminar