miércoles, 30 de julio de 2014

Día de viento

Hoy el viento lo ha estropeado todo. Ha echado a perder el día de playa y se nos ha debido meter dentro del cuerpo, porque nos ha sacudido el humor a todos. Yo he estado todo el día nerviosa e irascible, mi marido de mal humor, el mayor insoportable y el bebé lloroso. Total, que ha sido un desastre.
El mayor ha hecho todo lo posible para sacarnos de quicio, (se ha negado a comer, ha pegado a su hermano, ha esparcido todos los juguetes, llorado y gritado hasta desgañitarse,  trepado a los muebles, etc.). Al final le he castigado de forma desproporcionada,  mi marido le ha levantado el castigo y entonces hemos discutido. Nos hemos reconciliado al final de la tarde y hemos salido a cenar. Ni siquiera en eso hemos acertado. Todo lo que hemos pedido estaba bastante malo, los niños nos han dado la cena y encima nos han atacado los mosquitos. Ya en casa, tras una nueva rabieta y otra sesión de llanto, hemos conseguido que los niños se duerman. Sopesamos seriamente la opción de un internado.

2 comentarios:

  1. Vaya!!! Parece que no ha ido muy bien no....Es normal que haya días de esos de vez en cuando y son una putada la verdad, pero piensa que sin días malos no habría días buenos! A mi me funciona...a veces! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Ya jeje es verdad... Hoy para compensar hemos estado todos de buen humor y ha sido un día muy divertido :)

    ResponderEliminar