viernes, 20 de octubre de 2017

Alitas de pollo marinadas con limón

Os dejo la primera receta de la temporada: unas alitas de pollo marinadas que se pueden hacer tanto en la barbacoa como asadas en el horno. A mis hijos les encanta, así que he querido compartir con vosotros la receta.


 

 
 
Ingredientes (para 4 personas):
 
12 alitas de pollo
Zumo de un limón
2 dientes de ajo
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de tomillo
1 cucharadita de pimentón dulce
1 vaso de vino de aceite de oliva
Sal
Pimienta
 
Preparación:
 
1. En un cuenco mezclamos el zumo de limón, el aceite, el orégano, el tomillo, el pimentón dulce (si os gustan las alitas picantes, podéis sustituir el pimentón dulce por picante) y los dientes de ajo muy picados (también se puede sustituir por ajo en polvo).
 
2. Las alitas de pollo, bien limpias, se colocan en una fuente grande para que quepan bien. Se salpimentan y se bañan con el marinado que hemos preparado. Las empapamos bien por ambos lados y la fuente se tapa con papel film y se mete en la nevera. Lo ideal es prepararlo la noche anterior para que las alitas maceren toda la noche, pero si se os olvida (a mí me ha pasado alguna vez), podéis dejarlas un mínimo de 3 horas antes de cocinarlas. Tendrán menos sabor, pero también estarán buenas.
 
 
 
Nota: Saca las alitas de la nevera un rato antes de cocinarlas para que se atemperen antes del cocinado.

3. La elaboración varía dependiendo de cómo vayáis a prepararlas. A nosotros nos gustan mucho en la barbacoa, donde se hacen en unos 10-15 minutos.
 
4. Si preferís hacerlas al horno, se precalienta éste a 180º. Se colocan las alitas en una fuente apta para el horno y se introducen en el mismo entre 30-40 minutos (dependiendo de la potencia del horno). Recuerda darles la vuelta a mitad de cocción.
 
Como veis es una receta muy fácil. Espero que os guste.
 
 
¡Hasta el próximo post!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario